Perro sigue a Google Street View y ahora es omnipresente

Este perro tiene el privilegio de aparecer sin su rostro pixeleado
Este perro siguió por todos lados al encargado de hacer la captura para los mapas de Google Street View y ahora es omnipresente.
Los mapas de Google están llenos de historias macabras y muchas cosas extrañas, pero este perro se ha ganado el respeto y corazón de los mapas.
El perro comenzó al acecho

El perro, como mejor amigo del hombre, se ha inmiscuido en todas las facetas de su vida y evolución. Su compañía ha sido fundamental para que hoy la especie se encuentre donde está, y los caninos al lado de ellos. Ahora, también, se ha metido hasta en la cartografía y está en los mapas de Street View de Google, gracias a un pequeño perro que siguió al responsable de estos por todos lados.

Las calles de Ulleung-gun, Gyeongbuk, en Coreal del Sur, ahora tienen un perro omnipresente que lo único que le falta para canonizarlo es caminar sobre el agua y convertir sus croquetas en vino. Este golden retriever siguió lentamente y poco a poco al sujeto que cargaba una mochilas con cientos de cámaras para poder dar un retrato tridimensional y fidedigno de las calles de esta región.

Lejos de asustarse, el encargado de hacer mapas en los que nos buscamos con desesperación en las partes de la ciudad que más buscamos, aceptó la compañía del perro y ahora lo ha convertido en una estampa digna de mirar en cada uno de los metros que recorrió, donde se encuentra el perro caminando muy cerca de él, estando, incluso, muy cerca de aparecer en el recuadro negro que representa la única zona lejos de la vista de las cámaras de Google.

Su presencia se dejó sentir entre lo caminos de tierra, las escaleras que llevan hacia la playa y las pequeñas calles cercanas a la bahía y por los campos aledaños. Si alguien quería ser inmortal por ser omnipresente y estar en todos lados, ya lo hizo y camina en cuatro patas.

Comenta ahora