Hendrix pasó a la historia hace 50 años con una guitarra en llamas

Hendrix prendió fuego a su guitarra en Monterey
Jimmy Hendrix pasó a los libros de historia después su épica presentación en el último día del festival internacional de Monterey en 1967
Uno de los momentos más icónicos de la música lo protagonizó Jimmy Hendrix, al prenderle fuego a su guitarra en su presentación en Monterey 67.

Hendrix se acercó al suelo. Dejó su guitarra recostada, como si fuera su madre enferma cayendo lentamente de sus manos a su cama, donde agonizaría hasta su muerte. Jimi la vería caer, morir lentamente mientras le declaraba su más grande amor: madre, tú me has engendrado, te veré morir para que puedas renacer en mí. Sacó una caja de cerillos, y con los dedos rasposos de ser el mejor guitarrista que han visto los escenarios encendió la cabeza de ese soldado para mandar al paredón a su amada Fender.

Jimi observa cómo la primera llamarada brota. Los vikingos habrían usado una balsa antes de prender el fuego, pero Hendrix conoce de balsas, así llegó su gente, su raza, al país que los quemaba vivos con túnicas blancas. Le pide al fuego que se esmere ¡que suba!, le pide que arda hasta que los demonios de toda la historia que lo tuvo con grilletes y llagas en la espalda se extingan.

Antes de que el fuego termine con ella la toma. Ningún dios ni ningún fuego acabarán con ella, tiene que ser su mano negra, zurda, la de los malditos, llena de callos y heridas la que le de fin. Saturno es cercenado por Zeus una vez más. Del estómago del dios con llamas no queda más; Jimi la toma nuevamente, la azota contra el suelo, los llantos y gritos de los campos y los esclavos suenan una vez más, gritan las notas de “Voodoo Child” o “Purple Haze”, y antes de que sean liberadas… el ritual termina. Hendrix se despide de Monterey, toma su alma y se dirige atrás del escenario, mientras su séquito termina de decir adiós al público.

Hendrix GIF - Find & Share on GIPHY

La anécdota es conocida por todos. Hendrix llegó al festival internacional de Monterrey prometiendo una presentación inolvidable desde el nombre de su banda: The Jimi Hendrix Experience. Sus shows eran actos casi rituales, dignos de la mejor psicodelia que dio la música en una época que era difícil ser joven y ser libre; tenías que ser un malote tipo Grease, de lo contrario sólo eras un gato de basurero.

Psychedelic GIF - Find & Share on GIPHY

Hacia el final de los 40 minutos que Hendrix tuvo sobre el escenario, tomó su guitarra y la encendió en llamas. Nadie supo bien la razón, sólo saben que Jimi tenía algo en la cabeza y en el momento que quiso, lo ejecutó, sin más respuestas. Este es uno de los hitos más importantes en la historia de la música, inmortalizó a Hendrix más allá de sus canciones y su habilidad con la guitarra. Lo hizo un dios que rendía tributo a su herramienta, un dios noble que sabe que es nada sin ella. La sacrificó para mandarla al olimpo, a donde él no pertenece, porque él morirá, más tarde, con la bilis de toda una generación en su garganta, que no aguantó los ácidos lisérgicos que el rechazo solicitaba.

Jimi Hendrix GIF - Find & Share on GIPHY

Comenta ahora